¿Por qué el seguro de decesos es uno de los más contratados en España?

Más de la mitad de los entierros e incineraciones en España son gestionados por una aseguradora. Eso quiere decir que más de la mitad de los españoles tiene contratado un seguro de decesos. Esa cifra solo la superan el seguro de vida, el de automóvil y el de vivienda.

¿Por qué es tan popular el seguro de decesos?

Para responder a esa pregunta, hay que saber que el seguro de decesos cubre dos cosas:

  • el coste del entierro o la incineración
  • la realización de los trámites y gestiones necesarios tras el fallecimiento

Es decir, el seguro de decesos es un seguro de prestación de servicios, no es solo un seguro indemnizatorio. Y ahí es donde está una de las claves de su popularidad: cubre el coste económico, pero también la realización de unos trámites que los herederos del fallecido normalmente no conocen y, además, les resulta muy doloroso realizar. Para todos es muy tranquilizador saber que otros se ocuparán eficientemente de esos asuntos cuando faltemos.

También conviene saber que, por ley, los herederos del fallecido deben hacerse cargo del cadáver, de su entierro o incineración y de las gestiones que conlleva el fallecimiento. Por ese motivo mucha gente contrata también el seguro de decesos- no quieren que sus herederos asuman ni el coste ni el esfuerzo que supone el sepelio.

Veamos ahora cada uno de los gastos y servicios que incluyen los seguros de deceso: 

¿Cuánto cuesta un entierro o una incineración?

Depende de la Comunidad Autónoma, ya que en unas ciudades el coste es mucho más elevado que en otras pero, de media en España, tanto el entierro como la incineración pueden costar unos 3500€.

Este coste incluye el ataúd, las flores, el alquiler del tanatorio, el enterramiento o incineración, la unidad de enterramiento, tasas del cementerio…

Como no todo el mundo dispone de ese dinero en el momento de fallecer, ese fue el origen del seguro de decesos- mejor ir pagando poco a poco la cuota del seguro, que cubrirá todos los gastos y trámites de los servicios funerarios en el momento del fallecimiento.

¿Y si hay que trasladar el cadáver desde otra ciudad o país?

Normalmente, el traslado mundial del cadáver es una de las coberturas básicas del seguro de decesos. Es decir, en caso de fallecimiento del asegurado en cualquier lugar de España o del resto del mundo, la compañía de seguros se hará cargo del traslado del cuerpo desde el lugar del fallecimiento hasta el cementerio o incineradora donde se vaya a realizar el sepelio. Este coste puede ser muy elevado y es uno de los motivos por los que mucha gente se decide a contratar el seguro de decesos, porque viven lejos del lugar donde quieren ser enterrados o porque viajan mucho.

¿Cuáles son los trámites y gestiones que realiza la compañía de seguros?

Puede variar de una aseguradora a otra, así que lo mejor es informarse de qué gestiones están incluidas en la póliza contratada. En cualquier caso, los trámites que suelen gestionar son:

  • presentación del certificado médico de defunción en el Registro Civil, dentro de las 24 horas siguientes al fallecimiento. Una vez registrado el fallecimiento, se expedirá la licencia para el enterramiento
  • solicitud del certificado de actos de última voluntad, transcurridos 15 días hábiles desde el fallecimiento. Este documento acredita si una persona ha fallecido habiendo otorgado testamento o no
  • baja en la seguridad social
  • solicitud del certificado de contratos de seguros de cobertura por fallecimiento, para conocer si la persona fallecida tenía contratado algún seguro de vida o accidentes
  • gestión de la pensión de viudedad/orfandad

Adaptándose a los nuevos tiempos: “entierros” digitales

Como ya vimos en este otro artículo de nuestro blog, las pólizas de los seguros de decesos están incluyendo entre sus coberturas la gestión del “legado digital” o “huella digital” de los asegurados: dar de baja las cuentas de correo electrónico, redes sociales, blogs… que pudiera tener. De nuevo, se trata de una gestión que puede resultar desconocida (además de dolorosa) para los familiares de la persona fallecida y que las empresas de seguros realizan hoy en día para ofrecer un servicio más completo.

En conclusión

Los seguros de deceso, como hemos visto, ofrecen un doble servicio que va más allá de servir como “alivio económico” para el asegurado y sus familiares. En un momento tan difícil como el de la muerte de un ser querido, la tranquilidad de tener todo resuelto y de que saber que las gestiones y “papeleos” administrativos no van a impedir que el duelo se pueda vivir de una forma sana y natural, no se puede valorar solo en términos económicos. Por eso es un seguro tan valorado en España.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Sobre el Autor

Asociación europea

Asociación europea

Somos una compañía consolidada en el mercado asegurador con más de 60 años de experiencia a nuestras espaldas.